fbpx

¿Qué debo hacer si no quiero que mis hijos también sean obesos?

¿Qué debo hacer si no quiero que mis hijos también sean obesos?

¿Qué debo hacer si no quiero que mis hijos también sean obesos? Dr. Green

Como papás y mamás, siempre queremos lo mejor para nuestros hijos. Educación de primera, buena salud y toda la felicidad del mundo. Soñamos con que nunca les falte nada. Pero, ¿qué pasa cuando desde pequeños adquieren malos hábitos alimenticios producto de nuestro propio ejemplo?

En mi caso, he sufrido de obesidad desde la adolescencia. Ser gordita siempre ha sido algo natural para mí. Mis papás también lo fueron y murieron por diabetes y fallas en el corazón, ambas complicaciones de salud causadas por la obesidad. Por más dietas que hacía, ni el ejercicio ni los deportes nunca fueron lo mío, nunca logré estabilizarme en mi peso ideal.

Ahora que tengo a mis hijos pequeños, dos niños y una niña, pienso mucho en el ejemplo y las costumbres que les estoy dejando. Es muy posible que nuestros hijos repliquen los mismos hábitos que nos han llevado a nosotros mismos a sufrir de obesidad. Justamente por esa razón es muy, muy importante que les pongamos el ejemplo y que les enseñemos que superar la obesidad sí es posible.

Siempre quise cambiar mi vida

Mi meta siempre fue cambiar mi estilo de vida y buscar otras formas de perder kilos y controlar mi peso para mantenerlo en un nivel saludable. Una misión nada fácil. Entonces, un día supe que existía la cirugía para pérdida de peso. “Puede ser la solución que necesito”, pensé inmediatamente.

Se me iluminaron los ojos pensando que mi vida podría cambiar y que así le daría el ejemplo a mis hijos para que luchen por tener una buena alimentación. Enseñarles con hechos que sí es posible vivir mejor y no convertirse en una generación más de gorditos en la familia.

Con la orientación del doctor, decidí hacerme un Bypass Gástrico. La cirugía me daba algo de miedo. Tuve muchas preguntas, pero siempre conté con la orientación del doctor y pude resolver todas mis dudas. La recuperación después de mi cirugía no fue fácil, cada día superaba un nuevo reto. Aprendí a comer mejor, y poco a poco me fui acostumbrando a hacer algo de ejercicio.

Ahora, casi un año y medio después de haber tomado esa decisión, sigo perdiendo peso y tengo más energía que nunca. Puedo hacer más cosas con mis hijos y estoy segura de haber dado el paso correcto. Ellos me han apoyado muchísimo y en familia hemos adoptado nuevos hábitos alimenticios. Puedo asegurar que “la familia que adelgaza unida, permanece unida”.

¿Eres candidata(o) para cirugía bariátrica?

Para saber si eres candidato a cirugía bariátrica, llena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Open chat
Hello 👋
Can we help you?